Osteopatia

Osteopatía estructural, craneal y visceral.

Se basa en los Principios que formuló su precursor: el Dr. A. T. Still (1828-1917) quien, a partir de la cuidadosa observación de sus pacientes y de la aplicación de sus profundos conocimientos de Anatomía y Biomecánica postuló que la salud y el correcto funcionamiento del individuo dependen de la integridad estructural global del cuerpo. Still dibujó al cuerpo humano como una Unidad Indivisible en la que la Estructura (Sistema Músculo-Esquelético, órganos y vísceras) y la Función del organismo están íntimamente relacionadas y dependen la una de la otra.

Nuestra meta  es establecer un buen diagnóstico, descubriendo en la unidad corporal del paciente las lesiones osteopáticas, causante de su sintomatología, esto se realiza a través de tests osteopáticos y palpación manual.

Utilizamos como medio, nuestras manos, para detectar las estructuras que han perdido movilidad y corregirlas.

Entre las principales indicaciones de este tipo de enfoque terapéutico cabe destacar todas aquellas disfunciones músculo-esqueléticas que cursen con dolor a nivel de la columna vertebral y de las extremidades y que son causadas por traumatismos, accidentes, movimientos repetitivos, malas posturas, alteraciones de la función visceral, estrés, etc.